Joven rescata a un ternero que se convierte en un enorme toro y no se aleja de ella

Josi fue cuidado por Valentina desde que era un pequeño ternero rescatado, y ahora, siendo un toro de 700 kilos, no se aparta de ella

Publicidad

Hace tres años, un ternero recién nacido estaba solo y abandonado en medio del campo en Villa Huidobro, (Córdoba, Argentina), cuando Jose, quien llevaba a su hija Valentina a la escuela, lo encontró. El hombre llevó al animal necesitado a casa, sin pensar en la conexión que este haría con su hija, y la hermosa amistad que perduraría con los años entre los dos.

Valentina es una estudiante de administración agraria, que vive junto a su familia en el campo. Ella le dijo a TN que desde el principio sintió una conexión con Josi, como llamó al ternero, y que poco a poco este se fue recuperando y apegándose a su familia, como un enorme perro.

Ella dijo:

“Fueron días difíciles y el ternerito tenía pocas posibilidades de sobrevivir porque era prematuro. Le di de comer, a la tarde lo sacaba a tomar sol y de a poco se fue recuperando. Con el tiempo le enseñé a caminar y salimos juntos a andar en bicicleta”.

Joven rescata a un tenero que ahora es un toro de 700 kilos

Josi bebé
Imagen: TN

El ternero salía a ver el resto del ganado junto a la familia, como cualquier otra mascota, y lo subían en la parte de atrás de la camioneta.

Valentina y Josi
Imagen: TN
Publicidad

Gracias al cuidado de Valentina y su familia, el pequeño Josi se recuperó por completo y creció para convertirse en un enorme toro de 700 kilos, que adora comer las flores del jardín y que sin importar sus travesuras se sabe ganar a su gente para salirse con la suya, como si fuera un perro.

Josi y Valentina
Imagen: TN

Valentina agregó:

“Es como un perro de 700 kilos. Me da besos. Lo acaricio. Me subo a su lomo. Cuando era chiquito le corté el pelo y hasta le festejo los cumpleaños. Nunca me atacó. Está acostumbrado a estar conmigo”.

Publicidad

El enorme animal es muy mimado, siempre espera a su chica favorita por las mañanas todos los días para recibir sus primeras dosis de cariño.

Josi antes y después
Imagen: TN

A Josi le gusta caminar por los corredores de la casa como si fuera la mascota preferida de la familia. Incluso sabe en qué lugar guardan la comida y es castigado cuando hace alguna travesura grave.

Josi
Imagen: TN

Valentina finalmente dijo:

“Yo lo adopté momentáneamente, porque creí que cuando creciera se iba a ir con los demás animales que tenemos con mi familia. Pero no fue así, Josi quiere estar conmigo y espera que le acerque la comida. Llevamos juntos tres años y me parece que vamos por muchos más de amistad”.

Historias recientes