A este conejito no le importa estar atrapado en el frasco de comida

Este adorable conejito adora las golosinas y no le importa estar atrapado en el frasco de comida mientras pueda disfrutar unos bocadillos

Publicidad

Noodles es un encantador conejo de dos años de edad que vive en Italia junto a su familia. Está realmente obsesionado con las golosinas y no le importa ser atrapado en el frasco de comida. Él siempre intentará obtener un poco más.

Sin importar los intentos de su familia por detenerlo, el astuto conejito amante de la comida ha tenido éxito en diferentes oportunidades; lo cual parece hacerlo sentir bastante orgulloso de sí mismo y de su persistencia.

Francesca Iovane, la madre de Noodles le dijo a The Dodo:

“Corre por la casa todo el tiempo, salta en los lugares más extraños y es muy destructivo. Crees que pusiste fuera de su alcance todo lo que podía destruir y luego encuentra algo más. Se acaba de comer un trozo de la maleta de mi novio y todavía no sé cómo decírselo».

Conejito no le importa quedar atrapado en el frasco de comida

Conejito travieso
Imagen/ FRANCESCA IOVANE

Hace un tiempo, mientras el padre de Francesca estaba observando a Noodles, parece que el travieso conejo salió a otra habitación. El padre de la joven en ese momento escuchó un ruido, y cuando descubrió lo que estaba pasando, encontró a Noodles metido dentro del frasco de alimento.

Publicidad

Francesca cuenta:

“Miré el frasco, luego a mi papá, y estábamos allí sin poder darnos cuenta de lo que acababa de pasar. Entonces empezamos a entrar en pánico, como reír y llorar y gritar todo [a la] vez. Noodles estaba más emocionado que nunca, solo comía todo lo que podía, mientras que no teníamos idea de qué hacer».

La madre del conejito hizo un pequeño clip del momento, pero su afán por sacarlo del frasco era mayor. A ella le preocupaba que Noodles se quedara atrapado allí durante mucho tiempo, y corrió a su habitación en busca de algo que la ayudara a sacar al conejito sin lastimarlo.

Conejito adora comer
Imagen/ FRANCESCA IOVANE
Publicidad

La joven explicó:

«Cogí la primera caja de zapatos que pude conseguir, tiré los zapatos al suelo. Mi mamá me vio haciéndolo y no supo lo que sucedió en la otra habitación, así que me vio realmente confundida. Grité, ‘NO HAY TIEMPO PARA EXPLICAR’ y volví a correr hacia mi papá, que todavía tenía un conejito en las manos».

Conejito atrapado en el frasco de la comida
Istagram/ noodlesbunnyboy

Mientras su familia angustiada buscaba la forma de sacarlo del frasco, Noodles parecía muy ocupado comiendo, y por su parte no tenía planes de abandonar el recipiente; aún quedaba mucho alimento por disfrutar.

Francesca recuerda que trató de girar el frasco con mucho temor para no lastimar al conejito, pero Noodles no quería salir de allí, y trataba de escalar en el vidrio lo cual no funcionó, y pronto cayó dentro de la caja de zapatos.

Conejito comiendo
Istagram/ noodlesbunnyboy

De inmediato, y algo angustiada Francesca levantó a Noodles con la intención de asegurarse de que estuviera bien, y él solo parecía algo molesto por no poder continuar disfrutando de sus golosinas.

Publicidad

La mujer agregó:

“Lo levanté y lo abracé, estaba tan feliz de que él estuviera fuera y bien, pero él odia los abrazos así que saltó al suelo y todavía estaba buscando perdigones porque podía [olerlos]. Él [giró] una y otra vez, sin darse cuenta de que el olor era él mismo».

Conejo atrapado en el frasco de comida
Istagram/ noodlesbunnyboy

Luego de este incidente, Francesca decidió cambiar el alimento de recipiente con el fin de evitar que ocurra de nuevo algo similar. Esto fue desconcertante para Noodles quien no se da por vencido y seguirá intentando obtener golosinas extra.

Si quieres conocer un poco más de este travieso conejito, puedes visitar su cuenta en Instagram.

Historias recientes