Perrita que quiere jugar a la pelota la pone en el lugar que sabe que mamá la verá

Traviesa perrita que quiere jugar a la pelota se asegura de ponerla en el lugar donde está segura de que su madre la verá

Publicidad

Sydney es una adorable perrita que vive junto a su familia, y posee gran cantidad de energía que sabe aprovechar junto a sus hermanos humanos y sus padres. Su actividad favorita es jugar a atrapar la pelota, y cada vez que quiere jugar suele poner la pelota en un lugar que su mamá pueda verla.

Una mañana, mientras su madre deseaba disfrutar tranquilamente de su café, Sydney estaba un poco más enérgica de lo normal y seguía pidiendo lanzar la pelota. Cuando su madre se negó a continuar el juego, la traviesa perrita no quiso aceptar que se había terminado.

Liz Beauchamp, la madre de Sydney le dijo a The Dodo:

«Metí su pelota debajo de la almohada y dije, ‘No más pelota’. Ella gimió y manoseó mi mano, pero traté de ignorarla, esperando que encontrara algo más que hacer».

Perro quiere jugar a la pelota y la pone donde mamá la vea

Adorable perrito en el parque
Facebook/ Liz Beauchamp

Por su parte, Sydney no se dio por vencida y robó la pelota de la almohada de su madre y se aseguró de hacerle entender a mamá que el tiempo de juego no había terminado.

Publicidad

Liz cuenta:

«Está obsesionada con jugar a la pelota. Cuando terminó el horario de verano en noviembre, tuvimos que comprar la pelota que brilla en la oscuridad para que pudiera seguir jugando».

Perro que quiere jugar a la pelota
Facebook/ Liz Beauchamp

Cuando Sydney sacó la pelota de su escondite, se acercó hasta su madre y la dejó caer justo sobre su taza de café; no parecía avergonzada en lo absoluto y por el contrario, continuó empujando la taza con su nariz pidiendo a su madre que la lanzara de nuevo.

Liz agregó:

«Ella me miró directamente y dejó caer la pelota en mi taza de café aún caliente».

Perrito quiere jugar a la pelota con mamá
Facebook/ Liz Beauchamp
Publicidad

Tan pronto como el resto de la familia despertó esa mañana, Liz les narró lo sucedido con el café y Sydney, pero no parecían sorprendidos con la historia, incluso bromearon sobre el asunto.

La mujer dijo:

“’Bueno’, dijo mi esposo, ‘Ella es solo una pobre cachorra. Deberías haberle lanzado la pelota’”.

Hermoso perrito quiere jugar a la pelota
Facebook/ Liz Beauchamp

Liz incluso compartió la divertida historia en un grupo de Facebook, y en la publicación escribió:

«Hola! Soy Sydney y Soy el «cachorro bonito» que gobierna esta casa y estoy a cargo de todo. A pesar de que mamá tiró la pelota, al menos dos docenas de veces no pude ser ignorado. No aceptaré un no como respuesta… Así que, mientras se sentaba en el sofá tomando su café de la mañana, salté a su lado y dejé caer mi pelota en su taza».

Hermoso perrito quiere jugar a la pelota
Facebook/ Liz Beauchamp

Por supuesto que, aunque Liz disfruta bastante de su café, las travesuras de su amada perrita y su amor por la pelota le han hecho sonreír cada vez que recuerda lo sucedido.

Historias recientes