Oso polar pide ayuda a los humanos después de que se le atascara la lengua en una lata

Esta osa polar pide ayuda a los humanos después de que se le atascara la lengua en una lata durante varios días

Publicidad

Monetochka, una osa polar, fue filmada en el Ártico siberiano intentando atraer la ayuda de los residentes de Dikson. La lengua del animal estaba atrapada en una lata de leche condensada, lo que le impedía comer o beber, a la vez que le causaba molestias por la presión en la boca que le cortaba la piel.

No es habitual que estas criaturas se acerquen a los humanos, pero la angustia del animal la llevó a pedirles ayuda. Al final, optaron por ponerse en contacto con las autoridades competentes tras varios intentos infructuosos de quitarle el objeto de la boca.

Los veterinarios del zoo de Moscú se enfrentaron a las peligrosas condiciones del Ártico para ayudar a la osa polar, que llevaba al parecer varios días con su lengua atrapada en el objeto metálico.

Osa polar pide ayuda a los humanos después de atascar su lengua en una lata

Oso con la lengua atrapada
YouTube/ El Universal

La osa polar de dos años estaba extenuada sin recibir alimentos y soportando el dolor en su boca, los veterinarios decidieron sedarla y con ayuda de unas pinzas lograron liberar su lengua.

Publicidad

Mikhail Alshinetsky, veterinario jefe del zoológico de Moscú, dijo a Metro UK:

«Es un cachorro de oso, hembra, de unos dos años. La lata se atascó y la tapa se cerró sobre la lengua. El animal pasó unos días con la lengua pegada y esta se hinchó. El oso no podía beber ni comer. La sedamos con éxito, retiramos la lata y le dimos antibióticos y medicamentos antiinflamatorios».

Los veterinarios que acudieron a la emergencia recorrieron algo más de, 2125 millas para llegar al lugar donde se encontraba la osa. Monetochka fue colocada en una jaula y trasladada en helicóptero a 80 kilómetros de la región polar tras el exitoso rescate.

Oso polar pide ayuda después de que se le atascara la lengua en una lata
YouTube/ El Universal
Publicidad

Los veterinarios, también prepararon unos 50 kg de pescado para ayudarla a recuperar energía tras haber estado atrapada varios días con la boca cerrada. La osa, según los veterinarios, descubrió la lata mientras buscaba comida entre la basura de la gente.

Oso polar pide ayuda a los humanos
YouTube/ El Universal

Dikson tiene una población de 676 personas y se encuentra entre los lugares más fríos del mundo. Monetochka contó con la ayuda de Nornickel, una importante empresa rusa de extracción y fundición de níquel y paladio que cubrió los gastos de rescate y transporte.

Historias recientes