Niño con el corazón roto está encantado de reunirse con su perrita desaparecida

Este pequeño niño en Brasil con el corazón roto está encantado de reunirse con su perrita desaparecida finalmente

Publicidad

Algo cambió por completo el mundo entero de Leandro, un dulce niño de 11 años de edad que reside en Brasil junto a su familia. El joven pasó por momentos angustiantes, cuando su mejor amiga, una pequeña perrita llamada Mili, desapareció de su casa en medio de un descuido.

Leandro y su familia buscaron incansablemente a la perrita por todo su vecindario y los sectores aledaños, pero no lograron dar con su paradero o información que ayudara a ubicarla en alguna parte.

En ese mismo momento, justo al otro lado de la ciudad, un bombero llamado Juninho Giugni fue alertado acerca de una perrita que se encontraba sola en la calle, y vestía un suéter, estaba limpia y parecía desubicada; sin duda se trataba de Milli.

Niño está encantado de reunirse con su perrita desaparecida

Perro desaparecido
Imagen/ Juninho Giugni

Juninho de inmediato sospechó que la perrita extraviada posiblemente había huido de su casa y decidió mantenerla a salvo bajo su cuidado hasta que pudieran encontrar a su familia, sin darse cuenta de que esta acción desinteresada cambiaría el mundo del pequeño Leandro.

Niño está encantado de reunirse con su perro desaparecido
Imagen/ Juninho Giugni
Publicidad

Después de preguntar y realizar algunas averiguaciones acerca de la perrita, Juninho se enteró de la búsqueda desesperada de Leandro y su familia por dar con el paradero de su mascota, que se ajustaba perfectamente a la descripción de la perrita que había rescatado. Así que en poco tiempo, el bombero pudo localizarlos y condujo hasta la casa de la familia.

Juninho le dijo a The Dodo:

“Cuando llegamos, estaba llorando de alivio. Su reunión fue mágica. Estábamos emocionados. Leandro nos dijo que salvamos a la familia”.

Publicidad

Por su trabajo como bombero, Juninho a menudo acude en ayuda de mascotas perdidas o para rescatarlas cuando alguna travesura sale mal, pero en el caso de Mili, detenerse a ayudarla, le permitió a él presenciar cómo se cura el corazón roto de un niño.

Finalmente, el bombero dijo:

“Todos los días, rescato animales. Este fue especial”.

Historias recientes