Mujer atrapa a un adorable ladrón ayudándose a sí mismo con su entrega de comestibles

Una mujer atrapa a un adorable ladrón disfrutando de la entrega de comestibles que se encontraba en la entrada de su casa

Publicidad

Queriendo agilizar la hora de las comidas, Gretchen Dust se inscribió para recibir regularmente domicilios de alimentos preparados. Una noche cuando decidió revisar la caja que llevaba un rato fuera de su porche, la mujer atrapó a un adorable ladrón abasteciéndose con su entrega; una zarigüeya que vio la oportunidad y no la desperdició.

La caja con alimentos permaneció un tiempo en la entrada del hogar mientras Gretchen hacía algo de espacio en su refrigerador, pero ella no imaginó que durante ese tiempo alguien más, con mucho apetito, se apropiaría de los alimentos.

Al parecer, el aroma de los alimentos preparados atrajo la atención de la zarigüeya.

Gretchen dijo a The Dodo:

«Bajo y he aquí, el amigo regordete había entrado en la caja y se estaba sirviendo a sí mismo con nuestro pedido. Fue una sorpresa total y completa».

Mujer atrapa un adorable ladrón con su entrega de comestibles

Mujer atrapa a adorable ladrón de alimentos
Imagen/ Gretchen Dust
Publicidad

Esta era la primera vez que Gretchen era asaltada por un «pirata del porche», pero la zarigüeya sí parecía toda una experta en allanamientos y, al parecer, sabía perfectamente cómo manejar una caja repleta de alimentos.

Gretchen cuenta:

«¡Obviamente parecía bastante bien alimentado, o extremadamente oportunista! Él comió todo lo que pudo».

Adorable ladrón de alimentos
Imagen/ Gretchen Dust

Luego de ser descubierta y atrapada mientras comía los alimentos de la caja, la zarigüeya, a quien Gretchen llamó Will el príncipe de Hello Fresh, finalmente decidió hacer una pausa del gran banquete que estaba disfrutando.

Publicidad

La mujer asegura:

«Afortunadamente, abrí la puerta para hacer algunas fotografías antes de que se quitara».

Mujer captura a adorable ladrón
Imagen/ Gretchen Dust

A diferencia de la familia de Gretchen, la zarigüeya terminó esa noche con su estómago satisfecho, pero para estas personas amantes de los animales fue una de las experiencias más divertidas y agradables.

Finalmente, Gretchen dijo:

«No se salvó nada, por supuesto. ¡Pero valió la pena, todo por las risas!».

Historias recientes