Esta gatita con pantuflas hechas con su propio pelaje se está volviendo viral

Este adorable gato con pantuflas fabricadas con su propio pelaje se está volviendo viral en las redes sociales

Publicidad

La madre de una adorable felina en Japón decidió aprovechar el pelo de su mascota y usar su creatividad para darle un buen uso al pelaje caído. Ahora Minira, como es el nombre de esta gata, disfruta de un encantador diseño exclusivo de pantuflas fabricadas con su propio pelo, y el resultado se ha hecho viral rápidamente en las redes sociales.

El pelaje recogido de la gatita fue almacenado por la mujer y posteriormente decidió que sería lindo fabricarle un obsequio, empleando el método de fieltro que consiste en clavar repetidamente una aguja especial en un rollo de pelo sobre un cojín o almohadilla. Las púas de la aguja ayudan a unir las fibras para crear un cuerpo más grande.

La mujer escribió en su cuenta de Twitter:

«Hice unas pantuflas con pelo que le quité a mi gato y son demasiado lindas jajaja. La sensación de tamaño… sus pies sobresalen… no puedo con esto… ¡jajaja!».

Gatita con pantuflas hechas con su propio pelaje es viral en Internet

Este gato se está volviendo viral
Twitter/ @MiniraDiary

Cuando se colocan junto a las de su madre, las pantuflas de Minira son tan pequeñas y adorables que es imposible no verlas con ternura.

Pantuflas
Twitter/ @MiniraDiary
Publicidad

Incluso llevan la cara de un gato en la parte delantera para que no quede ninguna duda de a quién pertenecen estas peludas miniaturas.

Gato con pantuflas hechas con su propio pelaje
Twitter/ @MiniraDiary

Tanto el pelo de perros como el de gatos se pueden fieltrar ya que poseen escamas en los tallos del pelo, y también se puede aplicar el mismo método de fieltro a su pelaje, según Boredpanda.

Publicidad

Por supuesto, se necesita un poco de práctica y tiempo, se debe aclarar que el resultado podría no ser ser tan suave como cuando se usa lana u otro tipo de cabello especial para esto.

Gatito con pantuflas
Twitter/ @MiniraDiary

Y aunque la felina estaba un tanto confundida por las travesuras de su madre con el fieltro y las curiosas pantuflas, Minira realmente es una gatita muy feliz y amada por todos en su hogar.

Historias recientes