Este gato está convencido de que nadie puede verlo cuando se ‘esconde’

Este adorable gato está convencido de que es un experto en el juego del escondite y su familia no quiere desilusionarlo

Publicidad

Keanu es un adorable gatito que fue rescatado de un almacén industrial donde trabajaba su madre cuando era pequeño. Al principio era muy tímido, pero poco a poco fue dejando surgir su encantadora personalidad.

Aunque es un chico bastante extrovertido, Keanu disfruta esconderse todo el tiempo en los lugares menos pensados; le encanta observar todo desde lugares cómodos y tranquilos. Keanu parece creer que es todo un experto en el arte del escondite y la realidad es que necesita trabajar en sus habilidades.

Dani Baker, la madre de Keanu dijo a The Dodo:

«Es cauteloso durante los primeros cinco segundos que conoce a alguien, luego se convierte instantáneamente en su mejor amigo. Cuando no se esconde, a Keanu le gusta encontrar lagartijas y dejarlas (vivas y físicamente ilesas) en los zapatos, la bolsa de gimnasia, la bolsa de trabajo de su padre, etc.»

Gato está convencido que nadie puede verlo cuando se esconde

Hermoso gato
Imagen/ Dani Baker

La madre de Keanu cuenta:

«[Se esconde en] diferentes lugares. Se vuelve creativo dependiendo de los muebles que lo rodean. Pero siempre está en la habitación donde está su padre. Bromeamos con que Keanu siempre está espiando o vigilando a su padre».

Adorable gato
Imagen/ Dani Baker
Publicidad

Keanu siempre encuentra lo que para él es el lugar perfecto, ya sea bajo la puerta abierta del lavaplatos o bajo alguna mesa. Aunque parte de su cuerpo queda visible para todos, parece que Keanu no se da por enterado y piensa que es un experto en el arte del escondite.

Gato juega escondite
Imagen/ Dani Baker

Es realmente un juego muy divertido que se convirtió en parte de la rutina de Keanu con su familia. El adorable gato no logra comprender que no posee el talento para ser invisible y su familia no tiene el corazón para desilusionarlo.

Gato escondido bajo mueble
Imagen/ Dani Baker

Dani agrega:

«[Él piensa] que absolutamente no podemos verlo. Lo llamamos (y normalmente maúlla de vuelta) pero cuando se esconde no responde. Incluso si le damos golpecitos con los pies para hacerle saber que lo vemos, no se mueve».

Gato jugando
Imagen/ Dani Baker
Publicidad

El travieso gatito cree que es más astuto que su familia y que no ha sido descubierto por ellos aún, en ocasiones solo se esconde porque desea tomar una siesta privada o ver cenar a su familia. Sea la razón que elija, él solo disfruta mantener su reputación de experto en el escondite.

Gatito escondido
Imagen/ Dani Baker

En los últimos días, Keanu encontró un nuevo lugar para esconderse, y ahora aprovecha el árbol de navidad, donde su familia aún logra verlo y disfruta reír de sus ocurrencias.

Historias recientes