Gatito con un solo ojo queda con una adorable sonrisa y es feliz de nuevo

Este dulce gatito con un solo ojo queda con una adorable sonrisa y es feliz de nuevo gracias a los cuidados y amor de su familia de acogida

Publicidad

Jen, una voluntaria de acogida del centro de rescate City Dogs & City Kitties Rescue en Washington, fue contactada para ayudar a un gatito con un ojo afectado. Al felino lo habían llevado a un refugio local y necesitaba desesperadamente un hogar de acogida para su proceso de recuperación.

A pesar de que solo tenía uno de sus ojos, el adorable gatito era realmente brillante y lentamente comenzó a aprender a adaptarse por sus propios medios a la vida de un chico de interior.

Jen le dijo a Love Meow:

«City Kitties inmediatamente se puso en acción y accedió a acogerlo. Conduje hasta él y luego fui directamente a un veterinario de emergencia, donde extrajeron la córnea rota».

Gatito con un ojo tiene una adorable sonrisa

Gatito rescatado
Instagram/ pokeypotpie

El gatito fue llamado Uno, tenía seis semanas y pesaba solo 1.5 libras cuando Jen lo llevó a su casa para ayudarlo a sanar. El felino estaba nervioso, asustado y necesitaba muchos cuidados y amor mientras se recuperaba de su cirugía.

Publicidad

Ian, el esposo de Jen, le brindó a Uno muchas caricias y cuidados. Pasó mucho tiempo con el pequeño gatito para asegurarse de que estuviera cómodo.

Gatito y su padre de acogida
Instagram/ pokeypotpie

Jen cuenta:

«Uno se adaptó rápidamente a ser un ‘pirata’, pero le tomó algunas semanas acostumbrarse a los humanos. Solía ​​​​llevarlo en mi sudadera para que se acostumbrara a estar cerca de las personas. Se escondía en los lugares más extraños, lo cual es divertido recordar ahora, porque ahora dirige esta casa».

Gatito con un solo ojo queda con una adorable sonrisa
Instagram/ pokeypotpie

El valiente gatito comenzó a disfrutar del lujo de la vida interior y de recibir atenciones de sus padres de acogida todos los días. Estaba encantado de tener alimentos, una cama acogedora para dormir la siesta y una familia que le frotaba la panza cada vez que lo deseaba.

Publicidad

Cuando finalmente estuvo listo para conocer a los gatos residentes, al principio se sintió un poco inseguro, pero Jen lo ayudó a adaptarse a los cambios y a reconocer los espacios abiertos de la casa, mostrándole cada rincón.

Después de recorrer varios espacios de la vivienda, Uno fue muy valiente y decidió asomar la cabeza para observar a los otros gatos y ver sus travesuras. Hagrid, uno de los gatos residentes, tomó al gatito bajo su protección de inmediato. Decidió mostrarle los juguetes y le enseñó a ser un gatito completo.

Semanas después, Uno necesitó de una segunda cirugía por algunos problemas oculares en el lugar de la incisión. El veterinario quería estar seguro de no dejar posibilidad de infecciones a futuro.

Publicidad

Jen escribió en su cuenta de Instagram:

«Las enucleaciones (extirpación de ojos) pueden ser complicadas, porque si queda tejido glandular, puede evitar que la incisión cicatrice por completo y provocar una filtración constante. Desafortunadamente, eso es exactamente lo que le pasó a Uno. Al pequeño le seguía saliendo líquido por la esquina de la incisión. Así que fue de vuelta al cirujano».

Gatito con un solo ojo es feliz de nuevo
Instagram/ pokeypotpie

Jen agregó:

«Esto resultó en una pequeña ‘burla’ adorable cuando la piel se tensó y levantó su labio superior hacia arriba. La ‘burla’ debería disminuir con el tiempo a medida que la piel se estira, pero por ahora, hace que Uno sea aún más lindo y travieso».

Durante el proceso de recuperación de Uno, Hagrid y Pokey, otros residentes felinos, lo invitaron a unirse a su pandilla y lo cubrían de abrazos y mimos.

La madre de acogida del felino recuerda:

«Entró y se dejó caer entre ellos, con cono y todo. Le dieron unos cuantos besos y luego todos se acurrucaron para una buena siesta».

Gatitos descansan juntos
Instagram/ cat_lover_3608

Desde entonces, Uno se ha recuperado exitosamente y está prosperando en su hogar de acogida. Por fortuna, no tiene problemas persistentes con su ojo, y su personalidad está aflorando.

El pequeño además padece de asma, que se controla bien con ayuda de un inhalador. Es un chico muy juicioso y toma sus medicamentos sin inconvenientes, en definitiva es un pequeño muy alegre y nada parece detenerlo.

Jen dice:

«Uno aborda a su hermano adoptivo, Hagrid, y recientemente se ha hecho muy amigo de un nuevo par de gatitos adoptivos. Es enérgico, juguetón, tonto y absolutamente adorable».

Gatito con un solo ojo y su amigo
Instagram/ pokeypotpie

Finalmente, Jen dijo:

«Uno ha estado con nosotros casi cinco meses y es difícil exagerar cuánto lo amamos. Tiene una personalidad tan increíblemente dulce, peculiar y entrañable. Mi corazón se derrite cada vez que veo su ridículo e indescriptiblemente adorable pequeño pirata burlón».

Si deseas conocer un poco más acerca de Uno y su proceso de adopción, puedes comunicarte con Jen a través de su cuenta de Instagram, o por medio de su sitio web Pokey Pot Pie.

Historias recientes