Gata visita a diario la tumba de la perrita que la adoptó y amó

Esta adorable gata visita a diario la tumba de la perrita que la adoptó, cuidó de ella desde pequeña y la amó

Publicidad

Nadir Rodrigues, quien vive en São Paulo, es el padre adoptivo de Naná, un perro y nueve encantadores gatos. Lamentablemente, hace poco Naná murió, una pérdida que afectó a toda la familia y de la que no ha sido fácil recuperarse.

Nadir construyó un cementerio de animales en su casa, donde enterró a Naná. Su ausencia ha sido algo desolador, pero al parecer ha sido más difícil de afrontar para uno de los felinos, quien visita diariamente la tumba de la canina y permanece allí por un rato.

Toda esta tristeza se debe a que Naná había cuidado y adoptado como suya a la gatita. Ella es la más joven de los nueve felinos y siempre sintió un amor especial por quien la acogió y cuidó como madre.

Gata visita a diario la tumba de la perrita que la adoptó

Gata visita a diario la tumba de la perrita que la crio
Facebook/ Nadir Rodrigues

Todo parece indicar que, la gatita entendió que en ese lugar del cementerio está el cuerpo de la perrita que la adoptó y se empeña en visitarla a diario.

Publicidad

En una publicación en Facebook, Nadir escribió:

“Hoy se cumplieron 8 días de su fallecimiento, esta gatita es la más pequeña que Naná adoptó como hija, se queda en su tumba todos los días”.

Gata visita a diario la tumba de la perrita que la adoptó
Facebook/ Nadir Rodrigues

Según Amo Mew Pet, la Dra. Larissa Rüncos, psiquiatra veterinaria, dice que los animales también experimentan tristeza. Al igual que las personas, los perros y los gatos sufren de pena cuando hay una pérdida significativa de alguien importante en sus vidas.

La publicación de la felina conmovió a muchas personas en Internet, quienes ofrecieron palabras de apoyo y sus condolencias a Nadir y a sus mascotas.

Publicidad

Nadir escribió:

«Gracias a todos por su apoyo y amor. Por consolarme en esta tristeza que me deprimía mucho al punto de querer desaparecer. Pero Dios, tú y los otros 9 gatos necesitan mi presencia».

Historias recientes