Alce y sus bebés deciden pasar el día en el patio de esta familia

Una mamá alce y sus bebés deciden para el día disfrutando el césped del patio trasero de una familia, realmente estaban muy cómodos

Publicidad

Roland Rydstrom vive junto a su familia en Anchorage, Alaska (Estados Unidos). Él se llevó un gran sorpresa hace algunos días al encontrar en su patio trasero unos invitados inesperados. Un alce y sus bebés decidieron pasar el día en el césped de su patio, parece que el lugar les pareció bastante cómodo.

Fueron bastante curiosos, recorrieron el patio por completo y cuando se sintieron seguros, decidieron disfrutar del verde césped y tomaron una plácida siesta; estaban tan cómodos allí, que su madre incluso los alimentó tranquilamente.

Roland tomó muchas fotos a la familia que disfrutaba del soleado día en su patio desde el interior de su hogar y decidió compartirlas en Facebook.

Alce y sus bebés pasan el día en el patio de una familia

Alce entra en una casa
Facebook/Roland Rydstrom

Roland trató de verlos mejor y abrió una de las persianas de su casa pero dice que ellos ni siquiera notaron su presencia, enseguida encontró un muñeco Flat Stanley que sus primos le enviaron desde Iowa y recordó que les había prometido sacar unas fotos del alce junto al muñeco.

Publicidad

Roland dijo a Bored Panda:

“Tomé las fotos del alce con Flat Stanley, tomé algunas sin él y me fui a trabajar. Realmente esperaba que el alce se fuera en algún momento, pero cada vez que levantaba la vista de mi trabajo, todavía estaban allí».

Familia de alces
Facebook/Roland Rydstrom

El alce de Alaska es la subespecie de alces más grande de América del Norte, suele ser solitario, pero a veces forma pequeños rebaños y es considerado el mamífero oficial del estado, esta clase de alces sufren algo llamado dimorfismo, lo que hace al macho un 40% más pesado que las hembras.

Enorme Alce
Facebook/Roland Rydstrom

No es una tarea fácil mantener una masa muscular así, estos animales son herbívoros, y en temporada de verano pueden llegar a comer hasta unas 73 libras de alimento por día; su dieta disminuye en invierno a 34 libras de sabrosas verduras.

Publicidad

Los alces de Alaska carecen de dientes frontales superiores, pero cuentan con ocho incisivos afilados en la mandíbula inferior; tienen una lengua dura, encías y labios que le ayudan a masticar la vegetación leñosa del área.

Alce y su cría
Facebook/Roland Rydstrom

Esta familia pasó el día entero disfrutando en el patio trasero de Roland, dieron algunos paseos por el vecindario pero regresaron de nuevo a casa del hombre.

Roland contó:

“La mayoría de las veces, como puedes ver en las fotos, realmente estaban descansando aquí. Una vecina informó que había observado a esta misma familia de alces corriendo por la carretera a unas pocas millas de nuestro vecindario esa misma mañana».

Alces en el patio de su casa
Facebook/Roland Rydstrom

El hombre hizo lo correcto al mantenerse en el interior de su vivienda y tomar desde allí sus fotografías, aunque no suelen ser animales agresivos, si se sienten provocados o en peligro pueden llegar a reaccionar y seguramente la mamá alce puede sentir amenaza y protegerá a sus crías.

Familia de alce
Facebook/Roland Rydstrom
Publicidad

Roland comenta:

“Cuando la familia de los alces se fue y regresó al patio trasero, mordisquearon las plantas, o en el caso de los terneros, los muebles del patio y las decoraciones en el patio trasero de nuestros vecinos, como un bebé, metiéndose todo en la boca».

Alces disfrutan el sol
Facebook/Roland Rydstrom

Cuando sucedió algo emocionante en su patio, Roland se encontraba atendiendo asuntos del trabajo y lastimosamente no pudo registrar lo que ocurrió.

El hombre dijo:

“Otra vaca y sus terneros llegaron corriendo por el patio cerca del final del día. Podía escucharlos corriendo de esta manera, pero no pude obtener un video de ellos a través de esta familia de alces descansando. La mamá y sus bebés en mis fotos saltaron y rápidamente corrieron tras ellos».

Alce pequeño
Facebook/Roland Rydstrom

No es algo común lo que pasó ese día en su patio, aunque pueden llegar a ver los alces deambular por el vecindario, generalmente solo pasan y mordisquean las flores y árboles, pero no solían disfrutar el día entero en su patio trasero, así que ver a este alce y sus bebés disfrutar en su casa fue algo increíble.

Familia de Alces en su patio
Facebook/Roland Rydstrom

Cathy, la pareja de Roland, escribió en su publicación de Facebook que no había visto algo así antes.

Ella escribió:

«Sucede todo el tiempo para otros; esta vez tuvimos suerte de experimentarlo nosotros mismos».

Alces toman la siesta
Facebook/Roland Rydstrom

Seguramente es algo que recordarán por siempre. Roland en sus redes sociales compartió que la familia ha regresado a visitarlos, así que puede que disfruten un poco más de su compañía.

Historias recientes